#gruemenu.grue

Familias michoacanas se abrazan en L.A. Destacado

Eran las 2:54 de la tarde cuando un autobús se detuvo este viernes a un costado del Rose Hall en el Parque de los Veteranos, de Bell Gardens. En él, llegaban 21 distinguidos pasajeros, todos mayores de 60 años de edad.

Eran 21 hombres y mujeres llenos de arrugas, cansados por los años, pero con corazones jóvenes para amar a sus hijos a quienes no habían visto durante décadas.

Ellos formaron parte del primer contingente del programa piloto llamado “Palomas Mensajeras” 2017 para la reunificación temporal de familias de Michoacán. A cada uno de ellos, el gobierno estadounidense les otorgó una visa por 10 años.

Este 2017, la directiva en pleno del Club Deportivo Amistad Los Reyes, Michoacán y el gobierno de esa entidad pusieron en marcha el programa piloto que tiene como objetivo reunir padres y madres michoacanos con sus hijos, quienes hoyn viven en Estados Unidos.

De acuerdo con autoridades migratorias, el flujo anual de migrantes michoacanos a este país es de 40,000 personas al año. Datos de dicha entidad señalan que entre 2.5 y 3 millones de migrantes son de Michoacán; de ellos, más de 600,000 son indocumentados.

Un total de 21 personas de Michoacán de la tercera edad llegaron en este autobús a la ciudad de Bell Gardens. / Foto: Jorge Luis Macías

El reencuentro

Con su bastón en mano, María de Lourdes Cazares Rosas bajó los escalones de aquel autobús. Aunque su andar era lento dijo que el corazón le latía tan rápido que “creo que se me va a salir el corazón”.

La razón de su emoción era evidente. Adentro, en el salón, la esperaban con ramos de rosas rojas cuatro de sus nueve hijos: Margarita, de 54 años de edad; José, de 46; Juan Carlos, de 42 y Ana María, de 41.

Todos ellos viajaron 39 millas para este encuentro, desde Gillroy, en el condado de Santa Clara, hasta Bell Gardens.

En medio de la música de mariachi, la señora de 64 años de edad, cruzó el umbral del lugar y de inmediato sus hijos se le abalanzaron para colmarla de besos y abrazos.

Lágrimas de alegría se entremezclaron con los gemidos de una madre que, con su presencia puso fin a 17 años de no poder tener en sus brazos a aquellos hijos que un día decidieron emigrar al norte.

“Lo que más extrañaba de mi madre eran sus regaños”, dijo José; mientras que, a Juan Carlos recordaba con melancolía cuando su progenitora lo dormía mientras estaba recostado en sus piernas.

“Yo vendía cacahuates… Tenía mi puestito afuera de la casa”, contó; sin embargo, ahora es vendedor de automóviles en Gillroy.

Por su parte, la homenajeada recordó que desde los 7 años de edad, cada uno de sus nueve hijos salieron a trabajar. Mataban pollos, eran paleteros, trabajaban en cremerías o como albañiles.

“Mis hijos son el mayor regalo que Dios me dio”, declaró María de Lourdes. “Sufrí con su papá, pero Dios me recompensó con todo el amor y cariño de ellos; a veces pienso que no merezco que me quieran tanto”.

José Rodríguez (i) y su hermano Juan Carlos (d) abrazan a su madre, María de Lourdes, a quien no veían hace décadas. / Foto: Jorge Luis Macías

Aunque a los 21 hombres y mujeres de la tercera edad se les otorgó una visa por 10 años, tienen la obligación de salir de Estados Unidos en tres semanas.

Pero este tiempo de estancia es suficiente para que Olivier Magaña, de 65 años, se reencontrara con su hija Yolanda Rivera, quien viajó desde San Francisco con su esposo Omar y su hija Esmeralda.

“Pensé que no iba a llorar, pero no me pude aguantar… Este sueño de ver a mi madre después de casi 10 años es un milagro que Dios ha hecho realidad”.

Olivier Magaña, una de las “Palomas Mensajeras” dijo que espera un segundo milagro: lograr un pase de visita a la cárcel de Los Ángeles donde está recluido su hijo, Reyes Barajas, de 49 años.

Mario Chávez (i) y Marina Galván (d), padres de Eugenio Chávez (c) tenían 13 años que verse. Ellos son oriundos del pueblito de Zacán, municipio de Los Reyes, Michoacán. / Fotos: Jorge Luis Macías

En 2012, Reyes manejaba bajo la influencia del alcohol y al chocar contra un árbol, su esposa y su hijo fallecieron.

Reyes recibió dos cargos por asesinato y dos cargos por homicidio imprudencial vehicular.

“Él se quedó dormido durante el accidente y le dieron cárcel de por vida”, cuenta la hija de Olivier Magaña. “Mi mamá me ha dicho que no quiere morirse sin antes verlo”.

En efecto, pasada la emoción de reencontrarse con su hija, Magaña dijo: “Dios me permita ver a mi hijo, después ya podría morir en paz”.

Requisitos para participar del programa

Elvira Ávila Sandoval fue una de las 21 personas originarias de Michoacán, a quien se le otorgó una visa estadounidense por 10 años. / Foto: Jorge Luis Macías
  • Ser mayor de 60 años y ser originario de Michoacán.
  • Ser madre o padre de un migrante michoacano indocumentado que viva en EEUU.
  • Proporcionar los datos de contacto de un familiar que sea ciudadano o residente en Estados Unidos.
  • No debe habérsele negado con anterioridad la visa de este país.
  • No haber sido deportado ni contar con antecedentes penales en Estados Unidos.
  • Contar con pasaporte mexicano con una vigencia mayor de seis meses.
  • Hacer el pago de derechos de la cita para visa de turista ante la embajada de Estados Unidos en México por la cantidad de 160 dólares.
  • Pagar el traslado del viaje redondo de su domicilio hacia Estados Unidos en las fechas que se establezcan para viajar en grupo.
  • Manifestar que se encuentra en buena condición de salud para realizar el viaje.
  • Fuente :laopinion.com

Facebook