#gruemenu.grue

"Esta es mi casa, no es tu casa", dice el estadounidense dueño de las tierras en las que un grupo de ciudadanos construyó su propio muro fronterizo

Jeff Allen es el dueño de los terrenos en los que este fin de semana un grupo de estadounidenses inició el levantamiento de la pared que se espera esté lista el miércoles. Utilizaron los fondos recaudados por iniciativa de un veterano que abrió una colecta en Internet.

Un grupo de estadounidenses seguidores del presidente Donald Trump se organizó este fin de semana y comenzó a construir sin ayuda financiera del gobierno un tramo del muro fronterizo entre Nuevo México, en Estados Unidos, y Chihuahua, en México.

Jeff Allen, de 56 años, es el dueño de ese pedazo de tierra de media milla donde fue levantado el muro. Compró esos terrenos a través de su empresa American Eagle Brick Company. Pero la pared no fue financiada por él, sino con el dinero que la organización We Build the wall recaudó en Internet por meses a través de la página de GoFundMe. El nombre de esta organización ya había sonado antes: un veterano de la Fuerza Aérea, Brian Kolfage, estuvo al frente de la colecta que ya tiene casi 23 millones de dólares de los mil millones que aspiran juntar

En la página, Kolfage cuenta que desde enero ha visitado la zona y muestra un video de las máquinas trabajando y las rejas siendo instaladas junto al lema: "Ya construimos un muro... en tres días".

La obra de casi media milla de largo es parecida a la que construye el gobierno, pero con materiales que, dicen, duran tres veces más. Y tanto el exconsejero de Trump Steve Bannon como el ex secretario de estado de Kansas, Kris Kobach, son mencionados como quienes han apoyado el levantamiento de la pared con los fondos recaudados por Kolfage. Kobach incluso dijo a los medios que estimaban el costo entre seis y ocho millones de dólares y que esperan esté terminado el miércoles.

El tramo fue erigido cerca de la estatua del Monte Cristo Rey, en Sunland Park, Nuevo México, una zona por la que la Patrulla Fronteriza ha explicado a Univision Noticias que decenas de inmigrantes suelen cruzar a pesar de la difícil geografía de esta montaña. El área es parte del sector El Paso, el segundo con mayor número de arrestos de migrantes indocumentados según cifras de la Patrulla Fronteriza.

La construcción empezó justo el mismo día que un juez federal del distrito norte de California bloqueó temporalmente el levantamiento de secciones del muro con fondos militares luego de la declaración de emergencia del presidente.

La orden expedida por este juez impedía que se iniciaran los trabajos en dos de los trayectos del polémico muro fronterizo, financiados por el Pentágono: uno que abarca 46 millas (74 kilómetros) en Nuevo México y otro de seis millas (8 kilómetros) en Yuma, Arizona.

"Estoy cansado" de los inmigrantes

"Yo soy un patriota, este es mi país y lo voy a proteger. Y voy a proteger a mi familia", enfatizó a medios Allen, cuya esposa e hija son originarias de Ciudad Juárez.

"Ellos (refiriéndose a los inmigrantes) me aventaron rocas, roban, me poncharon (pincharon) las llantas, estoy cansado, esto sucede desde hace seis años", dijo. Agregó en declaraciones a la web USA Today que al ser el dueño de los terrenos no tenía razón por la que no permitir la construcción de la estructura metálica.

Desde la perspectiva del veterano estadounidense, el Congreso de su país ha fallado en proteger las fronteras de la población migrante y que por eso los ciudadanos ya están tomando acciones al respecto.

"El Congreso es perezoso, es irresponsable y no protege al ciudadano. Ellos no están protegiendo a EEUU", aseguró.

 

Para Allen, todas las personas migrantes deberían ingresar de forma legal, tal y como, dice, hizo su esposa.

"Esta es mi casa, no es tu casa, no es la casa de ellos, es mi casa y si quieres entrar a EEUU tienes que hacerlo legalmente. Yo pienso que legalmente es genial", concluyó

Fuente:univision.com

Facebook